La marina living lab - logo

#DistricteTancat – Meritxell Barberá, Inma García

Durante los días que estemos en casa, ante la pandemia, contaremos con unos cuantos testimonios de gente que, por este orden, queremos, admiramos y/o nos interesa escuchar. Les mandamos tres preguntas para saber cómo les va.

Hoy, nuestro primera dupla, Meritxell Barberá e Inma García, de Taiat Dansa.

¿Cuáles son vuestros planes (culturales) durante este cierre?

Inma: Todas las mañanas practico yoga, estoy muy enganchada. Conectar con el cuerpo y con la  mente, a través de esta filosofía, me ayuda a sobrellevar estos tiempos complejos que estamos viviendo.

Escucho música a diario y descubro nuevos grupos. Meritxell y yo compartimos canciones que nos ayudan a crear nuestra propia banda sonora en este momento. Uno de nuestros descubrimientos favoritos es Cupido, con la canción La Pared (claro, el título es muy apropiado en estos momentos).

He recuperado lecturas de libros que me han regalado y tenía muchas ganas de empezar con ellos. Acabo de terminar ‘Ventajas de viajar en tren’ de Antonio Orejudo y ahora estoy con ‘Ella pisó la luna’ de Belén Gopegui. 

También he visto la primera temporada de Stranger Things, una serie que todo el mundo ha visto y yo tenía pendiente.

Meritxell: Me gusta meditar un poco por las mañanas con alguna música relajante, me ayuda a emprender el día con serenidad en estos momentos tan convulsos.

Me ha gustado mucho el libro ‘Temporada de avispas’ de Elisa Ferrer. Por fin me he leído ‘Todo cuanto amé’ de una de mis escritoras favoritas, Siri Hustvedt, lo compré en Bartleby hace meses y aún no había podido empezar a leérmelo, me ha encantado. Ahora me estoy terminando ‘El bar de las grandes esperanzas’ de J.R. Moehringer y tengo ya preparado en cuanto lo termine para empezar con ‘Herstory: una historia ilustrada de las mujeres’ de María Bastarós.

Quería, desde hace un tiempo, empezar a escribir algo y las circunstancias, tanto personales como por causa del confinamiento, han propiciado que por fin empiece con ello, aunque reconozco que me cuesta y llevo unas pocas líneas escritas, pero es un gran reto para estos días.

Estoy haciendo la garrulada de enviarle a mi madre por Whatsapp una canción, cantada por mi (qué osadía) cada día de Lole y Manuel. La verdad es que canto fatal y la gran frase de mi madre siempre ha sido: tu baila hija, que la cosa va bien, porque cantar…Pero creo que cantar flamenco no se me da tan mal y se lo estoy demostrando. Ayuda que la canción original suene de fondo pero mi remitente me dice que es verdad que no lo estoy haciendo tan mal, imagino que me está echando mucho de menos…

La música para mí es fundamental y Brujería de La Bien Querida y el tema La Pared de Cupido, que me la pongo para sentirme cerca de Inma, está siendo música que escucho a diario.

Por fin he tenido tiempo de ver la película El Bailarín, la historia de Nureyev, y de series me he enganchado a Outlander, hemos visto El Mesías (no me ha encantado), Informer (me ha gustado mucho), Unorthodox (un descubrimiento) y ahora estamos viendo La línea invisible.

¿Tenéis balcón, terraza o al menos una ventana? ¿Qué uso les vas a dar?

Inma: En casa tenemos un pequeño balcón con buenas vistas a la calle. La verdad es que hemos descubierto este espacio que ahora ocupamos todo lo que podemos. Suelo tomar café allí y también el aperitivo los fines de semana. Agradezco mucho este pequeño espacio y le estoy dando un valor tremendo…

Meritxell: Nosotros también tenemos un balcón, es bastante amplio y da para mesa y dos sillas. Está lleno de plantas, que me encantan, estimo mucho y me dan vida, así que salimos a desayunar cuando hace sol todos los días. El resto del día, aunque ya salgamos solo para los aplausos, tiene tanta presencia en el resto de la casa que es un gusto fijar la atención hacia esa dirección. 

¿Qué será lo primero que harás cuando podamos volver a salir?

Inma: Lo primero que haré será ir a conocer a mi sobrina. Le ha tocado nacer en este confinamiento, así que tengo unas ganas enormes de conocerla y poder abrazarla por fin. Y haré eso básicamente, abrazar a mi familia y a la gente que quiero. 

Nosotras, Meritxell y yo, pasamos juntas muchas horas al día, esta situación nos ha obligado a separarnos. Es muy duro no poder vernos, aunque seguimos estando juntas y conectadas de manera virtual. Cuando todo esto pase tenemos pendiente un abrazo de los buenos. Nos espera un reencuentro brutal y algo muy bueno que celebrar juntas por todo lo alto;)

Meritxell: Estar con Nicolás y Olivia, mis sobrinos, es lo que más echo de menos. Cierro los ojos y me imagino besarlos y acariciarlos constantemente. De momento, los veo por videollamada, pero no es lo mismo…pienso en una comida familiar (mis padres, hermano, sobrinos, tíos y primos) todos juntos y es planazo. 

Pasar horas con Inma, cara a cara, sin pantallas, es otro de mis grandes objetivos cuando esto termine, celebrar la vida juntas.

Y ver el mar, cada vez me obsesiona más que llegue el día de pasear por la playa y ver el mar. Ahora mismo me conformaría con verlo de lejos. Tengo una amiga que está confinada en Jávea y me manda fotos porque desde su casa se ve el mar al fondo, una delicia.

La verdad, seguro que este confinamiento conllevará un aprendizaje, pero hubiera preferido ser un poco menos lista.

En días anteriores… https://agenciadistricte.com/districte-tancat