La marina living lab - logo

#DistricteTancat – Alicia Matallín

Durante los días que estemos en casa, ante la pandemia, contaremos con unos cuantos testimonios de gente que, por este orden, queremos, admiramos y/o nos interesa escuchar. Les mandamos tres preguntas para saber cómo les va.

Hoy, Alicia Matallín, periodista, responsable de marketing y comunicación de Viccarbe.

¿Cuáles son tus planes (culturales) para este cierre?

Día tras día, estoy intentando irme figuradamente lejos. Soy una persona de ciudad, pero también de mar y montaña. Unas veces de asfalto, otras de salitre y otras de bosque. Como medicina, los ensayos fotográficos de El Dorado (http://eldoradoexperience.org) me están ayudando a construir la lista de los destinos que están por venir.

También debo confesar que estoy viendo mucho documental, leyendo mucho reportaje y buscando refugio en la filosofía. Supongo que no hay nada que calme más a las fieras que una buena dosis de predicciones. A corto, medio o largo plazo, como las quieran. De esta u otra disciplina, como mejor gusten. Para no dejar de pensar, recomendaría los directos que está haciendo La Triennale en Instagram todos los días (los únicos que veo en esta abarrotada agenda, por cierto). Este museo ubicado en Milán y dedicado a poner en valor la cultura y el diseño trae cada tarde una reflexión en torno al contexto que nos ha tocado vivir. A la serie la han bautizado como Decameron, por cierto.

Por último, las carcajadas me las está proporcionando Juan José Millás con su último libro, La vida a ratos. Qué ironía el día en que lo compré. Y qué manual de supervivencia está siendo…

¿Tienes balcón, terraza o al menos una ventana? ¿Qué uso les vas a dar?

Circunstancialmente, todo esto me ha pillado fuera de casa, y las exigencias del guión me han llevado a vivir el confinamiento con mi familia. (Me alegro mucho de esto, por cierto). Por paradojas de la vida, la ventana desde la que trabajo da a un patio de colegio: vacío, silencioso, repleto de colores pero hoy totalmente árido.

Y frente a él me tomo la media hora del café de la mañana. Estos días me están llevando a pensar muchísimo en cómo nos encontraremos aquello que hemos dejado de visitar. En el respiro que estamos dando a lugares habitualmente abarrotados. En qué ocurrirá con espacios de tránsito que puede que ya nunca más precisen de presencia humana… ¿Acaso nuestra zona de confort no eran nuestras casas sino el exterior? Yo qué se. Lo único que me alegra es que el colegio como lugar todavía me haga pensar.

¿Qué será lo primero que harás cuando podamos volver a salir?

Habrá llegado la hora de sentarme en un banco de parque: a ver la vida pasar. La sensación de libertad me la conceden los espacios públicos y de tránsito. Y esto es lo que realmente echo de menos hoy…

En días anteriores… https://agenciadistricte.com/districte-tancat/