La marina living lab - logo

Actividades de placer: Comimos y bebimos

Esa sensación luminosa de sentir que, lo que tienes entre manos, es una de las lecturas del año. Pasó con Comimos y bebimos, de Ignacio Peyró. Un libro que, bajo la tapa roja, descubre -como una tartera a punto de abrir- los aromas de aquello que se cocina a fuego lento. Dietario cadencioso que podría ocupar un año si no fuera porque se extingue en un par de días. Entra en el hit de nuestras #ActividadesDePlacer con algunos fragmentos demoledores:

“De igual modo que la academia de Platón lucía el cartel “no entre aquí si no sabe de geometría”, Wilton’s bien podría grabar sobre sus dinteles la leyenda “no entre aquí quien no haya tenido problemas con el ácido úrico”.

“Lo irónico es que no hacemos más que abrir locales que intentan parecerse a los que acaban de cerrar”.

“Lo que importa de la paella, sin embargo, es menos su origen que su lección, y -al pensar en ella-, uno no puede sino pensar en aquel verso de Hopkins que pide dar gloria a Dios por las cosas abigarradas. Porque estamos menos ante un plato que ante una anarquía. Porque la paella no debería funcionar, y sin embargo funciona”.